Siempre dispuestos

“Conoce a tu enemigo y conócete a tí mismo, y saldrás triunfador en mil batallas” Sun Tzu. El arte de la guerra.

jueves, 18 de junio de 2015

España el 18 de junio de 1815 participó en la Batalla de Waterloo.

El 18 de junio de 1815, en la actual Bélgica, las tropas francesas de Napoleón y las lideradas por el duque de Wellington, principalmente ingleses y prusianos, se batieron a vida o muerte sobre vastas extensiones. La derrota de Napoleón en este combate supuso el final de este militar como emperador de los franceses.



En la BATALLA DE WATERLOO, tuvimos un español del que sentirnos orgullosos en este Bicentenario.  Este no era otro que Miguel Ricardo de Álava y Esquivel, un compatriota de Vitoria que luchó en el Estado Mayor del Duque de Wellington. 

«Desde que se incorporó en 1810 a su cuartel general, Álava se ganó la confianza y la amistad de Wellington. El español le asombró porque le decía cosas que nadie osaba decirle, aunque siempre con respeto. Era un hombre que hacía que la alianza entre naciones se mantuviera en “todo lo alto”, como decía el historiador contemporáneo Napier», añade Serrats. El mismo personaje le define de la siguiente manera: «Valiente, generoso y desinteresado español, a través del cual se mantuvo la relación en lo alto. Nunca olvido la dignidad de su propio país y como él era demasiado franco su relación siempre fue honorable para sí y ventajosa para ambas naciones».

El vitoriano ayudó a organizar el ejército aliado formado por unas fuerzas combinas de 67.000 británicos, holandeses y belgas y 60.000 prusianos (con mando independiente). Una vez listo, y tras retirarse en varias ocasiones, este ejército decidió plantar cara a los 72.000 hombres de Napoleón Bonaparte.

Más información: Un español en Waterloo

No hay comentarios:

Publicar un comentario